A SEABERY SOLUTION

Seguridad en la soldadura: 10 consejos para mejorar el rendimiento del soldador en el taller

marzo 16, 2022

Humos peligrosos, incendios o explosiones, la soldadura expone a todos a riesgos para la salud y la seguridad. Podemos evitar accidentes y lesiones en el taller si seguimos las mejores prácticas de seguridad en soldadura y utilizamos el equipo de seguridad adecuado.

A continuación te ofrecemos 10 consejos para mejorar tu seguridad en la soldadura:

1.- Identifica los riesgos y los límites de tu operación de soldadura

Dependiendo del ejercicio de soldadura que vayamos a realizar, necesitaremos comprobar diferentes cuestiones en función de los distintos peligros, pero en general la ventilación, el uso de los equipos adecuados en las mejores condiciones posibles y el trabajo con materiales menos peligrosos son tres de los mejores consejos para empezar a soldar. Deberemos vigilar constantemente la calidad del aire de la zona de trabajo y comprobar que no superamos los límites aconsejables.

2.- Leer el manual del propietario y pedir formación

Las recomendaciones del fabricante son siempre las mejores pautas de seguridad, por lo que debemos leer el manual de instrucciones para manejar la máquina con seguridad y también para maximizar su rendimiento.

Además, todos los soldadores deben recibir formación sobre el uso seguro del equipo, las prácticas de trabajo y los procedimientos de emergencia.

3.- Utilizar protección

Los soldadores profesionales se protegen de todos los efectos potencialmente nocivos de la soldadura por arco, llevando siempre el equipo adecuado -ropa de protección personal resistente al fuego, como pantalones vaqueros y chaqueta de soldador-, incluyendo cascos, gafas y otras protecciones oculares que contengan lentes o placas con filtros especiales.

¡No te olvides del calzado! Los zapatos o botas de cuero de caña alta son los que mejor protegen los pies, no utilice zapatillas de deporte o de vestir.

4.- Respiración limpia

Los humos emitidos durante la soldadura son uno de los principales riesgos para la salud. Utilice una campana extractora para eliminar los humos de la zona y asegúrese de disponer de suficiente aire limpio para respirar. Algunos materiales requieren específicamente respiradores al soldar.

5.- No mires directamente a la luz del arco.

Los ojos son la parte más sensible de nuestro cuerpo cuando se trata de la soldadura y el “arco eléctrico” es una de las lesiones más comunes. Basta un instante de exposición a los rayos de un arco de soldadura para que los ojos sin protección experimenten esta dolorosa condición.

El “arc flash” es una quemadura de la capa externa del globo ocular causada por la intensa radiación ultravioleta generada por los arcos eléctricos de soldadura. El dolor puede no aparecer hasta horas después de la exposición.

Esta es una de las razones por las que la elección del casco adecuado es crucial.

6.- Cuidados médicos

Dependiendo del tipo de soldadura, puede ser necesario que te sometas a controles médicos de los pulmones, la piel, los ojos, el corazón y el oído de forma regular.

Esta infografía muestra un resumen de las principales lesiones por soldadura y cómo evitarlas:

7.- Evitar las lesiones por esfuerzo repetitivo

Las lesiones por esfuerzo repetitivo o RSI son una amenaza para la seguridad del trabajador en casi cualquier trabajo. En sectores potencialmente peligrosos como la soldadura, su importancia es aún mayor. Los consejos generales para evitar las RSI son mantener una buena postura en el trabajo o hacer pausas regulares en las tareas repetitivas largas. Estos descansos son aún más importantes cuando se trata de soldar, los soldadores necesitan estar al 100% cuando realizan una soldadura.

8.- Ten cuidado con la electrocución

Aunque las pequeñas descargas eléctricas pueden ser comunes durante la soldadura, no debe convertirse en algo que ocurra muy a menudo. La clave para evitar las descargas eléctricas es asegurarse de que el equipo está en buen estado y seco. Utilizar equipos de protección de alta calidad es clave para evitar cualquier tipo de descarga eléctrica, más aún cuando se suelda en lugares húmedos.

9.- Evite un espacio de trabajo desordenado

Cuando se trata de la industria de la soldadura, la importancia del orden en el lugar de trabajo se vuelve aún más importante para evitar posibles errores y peligros como quemaduras o descargas eléctricas. Sin embargo, estos peligros no son las únicas consecuencias potenciales, sólo imagina los problemas que podrían ocurrir si utilizas el electrodo incorrecto en una soldadura o si la configuración de tu equipo no es la correcta de acuerdo con la WPS que debes seguir.

10.- Utilice zapatos o botas no conductores

Los zapatos normales no están hechos para las chispas o la escoria al rojo vivo, e incluso podrían convertirse en un riesgo potencial para usted y sus compañeros de trabajo. Cuando esté en el taller de soldadura, asegúrese de llevar botas no conductoras, diseñadas específicamente para la soldadura. Esta es la mejor manera de evitar posibles problemas como descargas eléctricas o quemaduras.

La soldadura es una actividad de riesgo, que puede ser aún más peligrosa en la etapa de formación. Afortunadamente, los desarrolladores de tecnología han creado diferentes soluciones edtech para ayudar en la formación de diferentes habilidades, como la soldadura, para hacerla más segura e incluso más sostenible.